en Uncategorized

PEÑA OROEL

Ascensión a la peña Oroel. Sierra de Oroel. Jaca

UNA MONTAÑA MAGICA SOBRE JACA

1770 mts.

” Que puede dar más personalidad a una cumbre de poco más de 1700 metros que mirar de tu a tu a las grandes montañas del Pirineo “

Hay montañas sencillas y accesibles que tienen un halo de atracción especial y que se convierten en referentes sociales y culturales difícilmente alcanzables por otras cimas de mayor calado. La peña Oroel o Uruel es un magnifico ejemplo de montaña iniciática y amable en un entorno tan mágico como espectacular. Se caracteriza también por ser un balcón perfecto sobre algunas de las montañas más famosas del Pirineo aragonés. Su ubicación perfecta en la cabecera del rio Aragón le confiere unas vistas privilegiadas sobre la comarca de la Jacetania.

El entorno que la rodea no hace más que ampliar el extenso curriculum de montaña sagrada y mágica; la Ciudadela, el monasterio de San Juan de la Peña cuna del reino de Aragón que impregna la comarca de un ambiente totalmente enigmático, ermitas que se levantan por aquí y allí y paisajes que cautivaron a eremitas y místicos, y que decir del camino de Santiago que cruza Jaca en dirección a Puente la Reina con el horizonte en Compostela. Que puede dar más personalidad a una cumbre de poco mas de 1.700 metros que mirar de tu a tu a las grandes montañas del Pirineo.

Se eleva sola, a merced de las inclemencias que azotan su prominencia vertiginosa por el norte, afirmando su personalidad de monte isla visible desde cualquier punto de la zona. Como un barco encallado en el mar asoma su proa imponente sobre un frondoso bosque para deleite de las miradas de montañeros y turistas.

Oroel es naturaleza, arte e historia. Cuenta la peña con tantas leyendas y cuentos como días tiene la historia. En estas altas tierras cuentan se fundo el antiguo reino de Aragón, en la edad media bajo la gran roca que cobija el antiguo monasterio de San Juan de la Peña, Joya románica del arte Aragonés. Tierra añeja, de cuento, donde sus altas montañas nos hablan de caballeros, batallas, milagros y paisajes extraordinarios. Año tras año, siglo tras siglo.

RUTA

Parador de Oroel 1.150 metros – Collado de las Neveras 1.620 metros – Cumbre de Oroel 1.770 metros

PEÑA OROEL CARA NORTE

DESCRIPCION DEL RECORRIDO

Desde Jaca el monte desprende una apariencia de montaña altiva y pétrea con grandes paredones que caen a plomo desde la misma cima. La sensación de montaña fortaleza no se corresponde con la verdadera naturaleza de esta altura de 1.700 metros de carácter familiar y social. Un bosque espeso cubre casi por completo la ladera norte de la montaña que se eleva hacia el cielo, abrupta y escarpada desde los tejados de Jaca, sobre un conglomerado rojizo que convierte en deliciosos los atardeceres Jacetanos. Su cara sur es otra historia.

Las laderas a uno y otro lado trepan buscando la divisoria entre dos mundos, dos mundos con rutas diferentes que culminan en la gran cruz metálica que domina toda la comarca desde su cima.

Dos rutas principales comparten la montaña, por el norte accedemos desde el mirador de Oroel donde hay un restaurante y un área recreativa. Por el sur desde la ermita de la virgen de la Peña.

La más popular es la que flanquea la cara norte por el bosque. Un agradable sendero se abre paso entre los pinos silvestres dibujando un trazado sinuoso que hace más llevadera la pendiente, que en algunos tramos hace resoplar a más de un excursionista, eso si, en un ambiente agradable y a la sombra que siempre se agradece en los días más calurosos.

Todo cambia cuando poco a poco intuimos que la pendiente va perdiendo su verticalidad, el cuerpo se relaja y vemos que la luz del sol empieza a inundarlo todo, entonces habremos llegado a las Neveras habiendo completado la primera parte del recorrido. El bosque da paso a el azul del cielo y el verde de las praderas, y hacia el oeste al fondo la cima. La gran cruz cimera se erige frente al vértice geodésico que certifican los 1.770 metros del monte Oroel. Ya solo resta un delicioso paseo por la divisoria de aguas que nos  deposita en lo alto de esta atalaya de la Jacetania con unas vistas maravillosas; al frente los amplios campos agrícolas de Jaca y tras estos los pirineos, los montes Cuculo y San Salvador y la gran canal de Berdún hacia Navarra.

Poco más de 1 hora y media nos llevara recorrer los 600 metros aproximadamente que nos separa del parador a la cima. La bajada la realizaremos por el mismo lugar.

Es frecuente ver a familias enteras almorzando en la cumbre mientras admiran placidamente el entorno que se presenta ante ellos. Por su morfología y baja altitud es un destino idóneo para visitar con niños.

De lo que no cabe duda es de que peña Oroel es un montaña donde pasar una agradable mañana rodeado de los grandes, de los viejos y altos montes Pirenaicos.

IMAGENES